• Nuevo

Beta Alanine - 100 tabs

19,50 €
La beta-alanina puede permitir más trabajo y más repeticiones del ejercicio antes de llegar a la fatiga muscular.
Cantidad
En Stock

La beta alanina es un aminoácido presente de forma natural en nuestro cuerpo. La cuestión interesante respecto a este aminoácido en el deporte, es que cuando se combina con otro aminoácido, la histidina, forma un dipéptido conocido como carnosina.

Esta sustancia está presente en los músculos, y actúa principalmente como un amortiguador (una sustancia que tiene un efecto tampón) para gestionar las variaciones de pH. En los últimos años, la investigación ha demostrado las ventajas adicionales de la carnosina. Una cuestión interesante es que, al igual que con la creatina, es posible "cargar" el músculo de carnosina tomando beta-alanina, obteniendo beneficios aún mayores.

El ejercicio con pesas es principalmente una forma de ejercicio anaeróbico. La beta alanina se ha demostrado que tiene un efecto positivo sobre la resistencia anaeróbica a través de su capacidad de efecto "tampón", que consiste en un amortiguamiento de los iones de hidrógeno (H+) y, por lo tanto, retrasa la aparición de la acidosis láctica dentro de la célula muscular.

La suplementación con beta-alanina puede permitir más trabajo y más repeticiones del ejercicio antes de llegar a la fatiga muscular.

El efecto amortiguador de la beta-alanina tiene un efecto favorable no solo en el rendimiento y la resistencia muscular durante el ejercicio con pesas, sino que también muestra un efecto potencial sobre el crecimiento y la fuerza muscular.

La beta alanina también tiene un efecto potencial en la mejora de la recuperación neural y endocrina. Este efecto es muy significativo, considerando lo difícil que es promover realmente la recuperación, especialmente con un suplemento ergogénico. El sistema nervioso es el primer sistema en ser estimulado y el último en recuperarse. Además del simple descanso, hay algunas formas de acelerar la recuperación neuronal.

El consumo de beta alanina en el post-entrenamiento estimula los receptores para el neurotransmisor llamado GABA, que tiene el efecto de ralentizar el sistema nervioso, permitiendo activar la fase de recuperación. Esta estimulación transitoria del GABA no sólo produce un efecto inhibidor sobre el sistema nervioso, sino que también facilita la relajación de todo el cuerpo.